Hace algunas semanas ha muerto uno de los mejores historiadores del futbol español, junto con Félix Martialay.

El primero atlético y el segundo madridista y los dos equidistantes en cualquier crónica que relatarán.

https://as.com/futbol/2018/09/04/mas_futbol/1536084698_041927.html

https://as.com/futbol/2018/09/04/mas_futbol/1536093656_157135.html

https://as.com/opinion/2018/09/04/portada/1536086542_287207.html

https://as.com/opinion/2018/09/06/portada/1536188669_642172.html

Este BLOG ha comentado en sus inicios como entró en contacto con el maestro

http://saltataulells.com/inicios/como-he-llegado-aqui/

Y también que, durante un breve periodo de tiempo, ahora se indica que el comprendido entre abril y mayo de 2009, hubo un cambio de correspondencia entre el maestro y el autor de estas líneas, que se ha indicado antes y que el maestro cortó de repente y que nunca se han sabido las causas.

El inicio de la cuestión fue conseguir del maestro una valoración del libelo del señor Molins de Un Crit Valent, sobre los miles de títulos robados por el Real Madrid, que el señor Salazar dijo hacer más adelante, y que nunca se tuvo la suerte que lo hiciera o al menos este BLOG conociera.

Se recuerda el libelo objeto de crítica:

http://saltataulells.com/wp-content/uploads/2018/02/Informe_19_Ligas_castellano.pdf

Pero la generosidad y exuberancia de conocimientos del señor Salazar le remitió al autor de estas líneas, sin solicitarlo, sus críticas a un libro que había salido varios años antes, llamado “El Caso Di Stefano. Toda la verdad sobre el caso que marcó una época”.

https://www.amazon.es/El-caso-St%C3%A9fano-verdad-Atalaya/dp/8483077493

El libro está escrito por dos de los “saltataulells” más conocidos del espectro, los señores X. Garcia L. y J. Finestres.

Dicho Caso es el primer asunto tratado en el libelo.

Un Crit Valent se apoya en el Caso Di Stefano, entre otros, en los comentado en el libro de los afamados “saltataulells”, Garcia y Finestres y en lo contado por otro manifiesto “saltataulells” como es el señor Sobreques.

En esta Parte Salazar, solo hace la crítica del libro.

En la Parte 2 lo hará sobre las cosas que pone el libelo y que vienen del señor Sobreques.

Como marketing del libro, publicado en castellano y catalán, se le adjunta al estimado lector algunos artículos donde los autores fijan su posición, que por otra parte es la conocida del “mundo llorón”.

http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/2006/10/16/pagina-70/52283001/pdf.html

http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/2006/11/08/pagina-11/52890221/pdf.html

http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/2012/09/27/pagina-49/90477246/pdf.html

Con estos antecedentes previos y seguramente todavía mejor haber leído el libro, se presenta con alfombra roja, los comentarios no publicados, que hizo sobre el mismo el señor Salazar a un grupo periodístico.

Este BLOG se hace el hará-kiri pues ¿quién leerá al autor de estas líneas después de haber leído las del señor Salazar?

Los grandes y los pequeños, pero grandes antes los “saltataulells”.

Un aviso: Si alguien ha visto lo que sigue en el ámbito del Barcelona no referenciado (estos días tema sensible), este material con permiso del señor Salazar fue pasado al señor Molins de Un Crit Valent.

Que se sepa.

La cosa es tan extraordinaria que en realidad la critica que sigue de un libro de 221 paginas es hasta la pagina 160 ósea los alrededores del Caso, dejando sin criticar las paginas 160/216, por lo que explica y que es el corazón del mismo.

Desde el propio BLOG el asunto continuará con otras matizaciones de no tanta altura, pero para consideración adicional del lector.

Y ahora sigan como el maestro trata “la obra” de dos “saltataulells” manifiestos. 

TEXTO ORIGINAL

Muy señor mío:

 

Sirvan estas primeras líneas para agradecerle su envío, que recibí el pasado martes 3 de octubre, con el libro titulado EL CASO DI STÉFANO. Me lo leí de un tirón esa misma noche dando por finalizada su entretenida lectura a las 4,20 horas de la madrugada.

Hace años que dejó de sorprenderme la fijación que determinadas personas tienen con la fallida contratación por el Barça de Alfredo Di Stéfano y lo que pudo haber sido y no fue.

He leído toda clase de versiones sobre el tema y yo también me he hecho la mía a lo largo de los años. Afortunadamente, la opinión es libre.

Lo que no me parece correcto es basar argumentaciones en errores, falsedades o manipulaciones de hechos o situaciones que fácilmente son comprobables.

¡Vamos a ello!

De la huelga al Dorado (páginas 37 y siguientes)

Se repite que la huelga de futbolistas argentinos tuvo lugar en el verano (¿nuestro o austral?) de 1949.

Ello no es cierto.

Desde su creación en 1930, el campeonato argentino de fútbol profesional seguía el ciclo otoño- verano, es decir, que comenzaba a finales de marzo o primeros de abril para terminar en diciembre. La célebre huelga afectó a las cinco últimas jornadas (26ª a 30ª) de 1948 (14 de noviembre a 11 de diciembre). En 1949 el campeonato comenzó el 24 de abril y Di Stéfano se alineó con River Plate hasta el 7 de agosto, fecha en que marcó dos goles a San Lorenzo de Almagro. El partido de Turín tuvo lugar el 26 de mayo y el día 29 hubo jornada liguera y River derrotó a Racing con su equipo de reserva. El avión regresó a Buenos Aires, no a Colombia, y todo prosiguió con normalidad. Fue el 9 de agosto, dos días después del partido contra San Lorenzo, cuando Néstor Rossi y Alfredo Di Stéfano se fugaron a Bogotá, a escondidas y sin despedirse siquiera de sus compañeros. La oferta de Millonarios era quince veces superior a lo que percibían en el River, club con el que tenían contrato en vigor. La FIFA, desde 1948, enviaba con periodicidad a todas las Asociaciones afiliadas para que lo trasladasen a sus clubes la relación de jugadores que llegaban a Colombia irregularmente, recordando que ninguno podría entrar en contacto oficial con ellos.

Sobre el fichaje madridista de Samitier (página 45)

… en 1932, enfadado con la directiva que entonces presidía Joan Coma, fichó por el eterno rival, atraído por una buena oferta…

No es cierto.

La Junta directiva del Barça que presidía Joan Coma se reunió con carácter extraordinario el 28 de diciembre de 1932 y decidió dar la baja por escaso rendimiento a diez de los jugadores de su plantilla, Victorio Cruz, Escrits, Dos Santos, Porreras, Mas, Diego, Gual, Vidal de Cárcer, Piera y Samitier. Cuatro días después, el 1 de enero, se enfrentaron Barça y Madrid en campeonato liguero. Bernabéu había acompañado a su equipo como delegado y es fácil suponer que hablaría con un Samitier muy enfadado por su baja. El día 7 firmará ficha por el Madrid FC percibiendo cinco mil pesetas por ello (en alguna publicación se refleja que fueron siete mil) y con un sueldo mensual de mil pesetas.

Samitier, por tanto, había sido expulsado de su club, y del Madrid no recibió una buena oferta si comparamos lo que percibían por fichaje y mensualidad otros jugadores de esa época.

En cuanto a lo de ‘eterno rival’, apenas Barça y Madrid se habían enfrentado en una docena de ocasiones en más de treinta años de existencia. Lo de ‘eterno’ parece un tanto exagerado.

Todos los asistentes al partido Real Madrid – Millonarios salimos de Chamartín maravillados por la actuación del número nueve azul. Esa noche, sin duda, Samitier podría saludar a Di Stéfano como uno más de los 250 invitados que hubo en la cena de clausura de las Bodas de Oro madridistas. No creo que hubiese tiempo para más. Que al día siguiente visitase a Narcis de Carreras (que ni siquiera era directivo) para comentarle que había que fichar a la Saeta Rubia me parece un poco ciencia ficción. El Barça no se interesó por Di Stéfano hasta la enfermedad de Kubala.

Comienza la veda (páginas 57 y siguientes)     

Di Stéfano abandonó Millonarios desplazándose a Buenos Aires para pasar junto a su familia las fiestas navideñas de 1952-53. No quiso reincorporarse al club con el que tenía contrato en vigor hasta 15 de octubre de 1954 y lógicamente Millonarios denunció a la FIFA su deserción. Ese es el motivo de que todos los clubes españoles recibieran a través del conducto reglamentario (FIFA, Española, Regional) la advertencia de que nadie podía entablar negociaciones con un jugador ‘rebelde’. Los Boletines Oficiales de la RFEF de esos años publican con regularidad los nombres de jugadores en esas circunstancias.

Por tanto, el Barça, oficialmente, no puede relacionarse con Di Stéfano y ante la enfermedad que parece incurable de Kubala, Samitier entra en contacto con su amigo Castillo (Josep, página 41; Joseph, página 57; … Josep…tras colgar las botas en 1933… página 121) para saber las circunstancias de Di Stéfano y Millonarios.

La ignorancia sobre Castillo y los hermanos Busquets y su importancia en el caso Di Stéfano, por parte de los autores, es de aurora boreal.

José Castillo García-Tudela, nacido en Cartagena (Murcia) el año 1908, se incorporó al Barça de la mano de Samitier a finales de 1926 y, efectivamente, fue campeón liguero en 1928-29. Debutó como internacional español el 26 de abril de 1931 ante Irlanda y en 1932 fichó por el Athletic madrileño donde actuó dos temporadas. En la 1934-35 jugó con el Sabadell, llegando a la final del campeonato de España, aunque no actuase en la misma. Todavía en 1935-36 tuvo importantes actuaciones con el Gerona en 2ª división.

En la guerra civil fue oficial en el ejército republicano por lo que le cayeron dos años de condena aunque sólo cumplió seis meses de prisión. Al obtener la libertad creó una fábrica de abrasivos asociado a Claret, que en muchos casos le sirvió como ‘tapadera’ para pasar de Francia a España a varios pilotos americanos derribados o resistentes franceses en dificultad. Ello le valió un reconocimiento tanto del gobierno americano como del francés. Por ello en 1946 se fue a vivir a París y posteriormente a Perpignan. A finales de 1948 regresó a España, pero en 1949 recibió la llamada de un amigo de su juventud, Juan Busquets, directivo del Santa Fe colombiano, ofreciéndole la dirección deportiva del equipo. Llegó a Bogotá a primeros de mayo de 1949. Durante unos meses de dicho año compartió residencia en Teusaquillo con el recién llegado Di Stéfano. Dos años después abandonó el mundo del fútbol y se dedicó a los negocios con los fabricantes de muebles ‘Camacho Roldán’ y la National Cash Register Company, siempre asociado a Busquets. En 1952 se divorció de su mujer catalana y posteriormente contraería nuevo matrimonio con una colombiana.

Este es el hombre que puso en contacto a Busquets, que también había abandonado su cargo en el Santa Fe, con Samitier. Juan Busquets tenía un hermano en Barcelona llamado Teodoro (los dos hermanos eran entusiastas del Barça), que será quien envíe los billetes de avión para que Di Stéfano y su familia viajen a Madrid y quien le busque alojamiento en Barcelona. Recordemos que el Barça no podía aparecer en ninguna relación con el ‘rebelde argentino’.

Castillo y Juan en Bogotá y Teodoro en Barcelona fueron las personas en quienes depositó su confianza Samitier para relacionarse con Di Stéfano.

El artículo de ABC de Lorenzo López Sancho (páginas 88 y 89).

MISTERIO SIN RESOLVER

Es la quinta vez que veo publicado este artículo en un libro sobre Di Stéfano. En los primeros años ochenta, cuando lo leí por vez primera, quise hacerme con un facsímil del mismo y solicité en la Hemeroteca Municipal de Madrid el tomo correspondiente. En el número publicado el sábado 16 de mayo encontré noticias sobre el aniversario de la muerte de Joselito, la llegada a España del presidente portugués Craveiro Lopes, el fallecimiento del arzobispo de Valladolid, las fiestas madrileñas de San Isidro, la victoria de Rocky Marciano por KO ante Joe Walcott… pero ni rastro del artículo titulado Buenos días, señor Di Stéfano. Pensé que tal vez fuese un error tipográfico y se hubiera publicado el 23 de mayo, también sábado y día posterior a la verdadera llegada del argentino. En dicha fecha aparece una foto del jugador argentino con una maleta y un pie De paso por Madrid… Di Stéfano regresa de nuevo, en la sección ‘actualidad gráfica’ (huecograbado). En la página 28 (tipografía) le dedican 12 líneas bajo el titular Di Stéfano llega a Madrid.

Intrigado por la ausencia del artículo de López Sancho repaso los días anteriores hasta el 1 de abril. Nada. Después vuelvo al 17 de mayo y uno a uno, minuciosamente, ojeo hasta el 25 de agosto. Tampoco. Sólo he encontrado en cuatro ocasiones la firma de Lorenzo López Sancho y siempre al pie de artículos de crítica teatral. Días más tarde llamo a mi antiguo compañero de colegio Luis María Anson, entonces director de ABC. Me recibe en su despacho de la calle de Serrano y me explica que en 1953 todavía no existían varias ediciones del periódico como sucedería años más tarde.

Por tanto, el artículo de López Sancho no ha podido publicarse en una edición diferente a la que yo he visto.

¿Alguien se lo ha inventado, copiándolo los demás? ¿Se publicaría en otro periódico o revista? Pero cinco libros afirman que en ABC del 16 de mayo de 1953 se publicó (¡).

Los cuatro presidentes anteriores a Muñoz Calero (página 91)

…Venía precedido de cuatro presidentes incapaces de aportar coherencia al fútbol español. De hecho, el nombramiento y despido de cada uno de ellos iba acompañado de un mal resultado de la selección, que era lo que realmente preocupaba a Moscardó…

FALSO.

Veamos quiénes fueron sus cuatro antecesores.

  1. a) Julián Troncoso Sagredo (1937-40). Elegido el 15 de mayo de 1937 en San Sebastián por los representantes de varios clubes futbolísticos de la zona franquista e incluso otros (Athletic C. de Madrid, CD Español) de la zona republicana. El comandante Troncoso asistía en representación del Zaragoza. Era directivo desde 1934 y vivió intensamente el ascenso del club maño a Primera División en 1936. En enero de 1940 le fue aceptada la dimisión que había presentado un mes antes, cuando la Delegación de Deportes anuló su decisión de ascender a Osasuna a 1ª y cubrió la plaza del Oviedo con el vencedor de un partido entre el club navarro y los rojiblancos madrileños. Durante su mandato no hubo partidos internacionales.
  2. b) Luis Saura del Pan (1940-41) Era vicepresidente con Troncoso. Antiguo jugador del Madrid FC, era médico. Se había educado en Neuchatel (Suiza). En 1931 había sido nombrado uno de los tres miembros del Comité Nacional de Árbitros. Durante la guerra ejerció como médico militar y presentó la dimisión en agosto de 1941 por obligaciones profesionales inexcusables. Sólo se jugaron dos partidos, ambos con Portugal. El primero se empató en Lisboa (2-2) y el segundo se ganó brillantemente (5-1) en San Mamés.
  3. c) Javier Barroso Sánchez-Guerra (1941-46). Arquitecto, había sido jugador, técnico y directivo en el Athletic madrileño desde 1921 a 1935. Pertenecía a la directiva de la FEF desde 1939. Durante su mandato se ganó a Suiza (3-2), Francia (4-0) y Portugal (4-2). Se empató en Lisboa (2-2) y Berlín (1-1) y sólo se perdió con la poderosa Italia en Milán. Tengo copia de la carta de dimisión que envió a Moscardó por no estar de acuerdo con la decisión de éste en el famoso ‘caso Antúnez’.
  4. d) Jesús Rivero Meneses (1946-47). Directivo del Valladolid desde antes de la Guerra Civil, había merecido la concesión de la Medalla al Mérito Deportivo de la Federación Castellana. Falangista de primera hora, llegó a la Federación con proyectos que chocaron frontalmente con los intereses de los clubes, como la supresión del derecho de retención, la libertad de contratar entrenadores y jugadores foráneos, la reincorporación de Cabot a la Federación … Todo ello le creó un ambiente adverso que provocó su dimisión ante la sorpresa de todos: ‘Ante la situación personal planteada por el Comité de esa Delegación Nacional de Deportes, abandono la presidencia de la Federación Española de Fútbol’.

Ninguno de los cuatro predecesores fue despedido. Los cuatro dimitieron y no por causa de resultados adversos de la selección.

6º  Armando Muñoz Calero (páginas 91 y 171)

Médico de profesión, socio del Real Madrid, había combatido con la División Azul…        

El histórico brindis ‘al mejor Caudillo del Mundo’ lo hizo por el micrófono de Matías Prats al finalizar el partido, de ahí su repercusión, y no por teléfono. Se dice que la mención de ‘la pérfida Albión’ fue la causa de su destitución. En el caso de haberlo hecho telefónicamente todo hubiese quedado entre los dos interlocutores.

FALSO

Muñoz Calero fue atlético entusiasta y señalar que era socio madridista no constata más que su enorme afición al fútbol. Entonces era la manera más segura y cómoda (si tenías posibles) de asistir todas las semanas al fútbol sin perder el tiempo en colas ante las taquillas y demás molestias. Los presidentes rojiblancos Galíndez, Florida, Barroso y Calderón eran socios madridistas (como yo mismo). Existía una forma distinta de contemplar el deporte en aquellos años. En su momento, no sé si los autores lo ignoran o no consideran oportuno mencionarlo, fue el principal valedor ante la FIFA para que Kubala pudiese jugar en el Barça. Incluso, para facilitar su nacionalización española, le sirvió de padrino de bautismo en una iglesia de Águilas. Durante muchos años fue directivo del Club Atlético de Madrid y con Vicente Calderón, vicepresidente 1º (1968-78).

OMISIONES IMPORTANTES

En cuanto a la ‘costellada’ prevista y suspendida con el Atlético de Madrid y una selección murciana reforzada por Di Stéfano (23 agosto 1953), así como la presencia del Real Madrid (29 agosto 1954) como pago de favores de Santiago Bernabéu me cabe decir:

  1. El Atleti (con sus figuras, entre ellas Ben Barek) sí jugó en Águilas el 23 de agosto de 1953 frente a un combinado de jugadores del Murcia, Lorca y Águilas, reforzado por el jugador titular del Barça Eduardo Manchón.
  2. El Real Madrid también lo hizo el 29 de agosto de 1954 con Di Stéfano y Rial ¿Pago de favores de Bernabéu?
  3. Asimismo el 28 de agosto de 1955 lo hizo el Barcelona (con Kubala, Ramallets, Basora…) frente al Murcia recién ascendido a Primera División y que ganó a los azulgrana por 5-3 en un soberbio partido. ¿También favores pendientes?

En realidad, Muñoz Calero organizaba todos los años al finalizar sus vacaciones estivales un partido a beneficio del Hospital de Caridad San Francisco. En otras ocasiones participarán Valencia, Sevilla, Elche…

MÁS FALSEDADES y OMISIONES

 7º  Viaje a Valencia  (páginas 93, 96, 97, 98, 99)

Durante varias páginas los autores relatan un viaje a Valencia de Samitier y Di Stéfano. Asisten en Mestalla (24 de mayo) al encuentro Valencia – Barça, saludan a Daucik en la puerta de los vestuarios y el argentino se funde con Kubala en un cordial abrazo.

FALSO, FALSÍSIMO.

Recordemos que Di Stéfano y familia habían aterrizado en Barajas el viernes 22 a media mañana. Que Samitier les recogió y salieron en automóvil camino de Madrid. No había periodistas (sí el fotógrafo profesional del aeropuerto) y por tanto nada de preguntas ni respuestas (falsedad en página 97).

A partir de ese momento en la prensa deportiva (Marca y Mundo Deportivo) se especula sobre su destino ¿Valencia o Barcelona? Los autores lo sitúan en Valencia. Si Di Stéfano y Samitier hubiesen estado en Mestalla y sus vestuarios la prensa lo hubiera publicado. No estuvieron. Y por tanto ese doble viaje Madrid – Valencia – Madrid (página 99) nunca existió. Otra falsedad. Afortunadamente, porque en aquellos años no era plato de placer meterse más de diez horas (ida y vuelta) por unas carreteras deplorables y sólo para que Alfredo viese jugar a sus futuros compañeros.

Pero en el caso de que así hubiese sido y nadie les hubiese reconocido en Mestalla, lo del cordial abrazo de Alfredo y Ladislao tuvieron que soñarlo, porque Kubala no se desplazó a Valencia para disputar el partido de vuelta de octavos de final. Junto a Biosca y Moreno permaneció en Barcelona para recuperarse de una ligera lesión. El Barça empató en Mestalla con Ramallets; Seguer, Brugué, Segarra; Flotats, Bosch; Basora, César, Vila, Gracia y Manchón. Tercera falsedad.

La realidad

Día 22. Samitier lleva en coche a la familia Di Stéfano a un hotel de la calle Velázquez donde se quedan a reposar Sara y las niñas. Luego los dos varones almuerzan en un restaurante donde Samitier deja caer ante la concurrencia que tiene previsto viajar a Valencia. En realidad, acuden a tomar café a casa de Muñoz Calero (en la calle de O’Donnell). Allí plantean la situación y piden la mediación de don Armando ante sus colegas de la FIFA para resolver los problemas pendientes. La reunión se prolonga y después de recoger a la familia salen camino de Zaragoza, en donde pernoctarán después de haber cenado en Calatayud.

El sábado proseguirán viaje a la Ciudad Condal, pero el alojamiento que les ha buscado Teodoro Busquets no es el Avenida Palace sino su domicilio particular en la calle Cerdeña. Ese sábado 24, por la noche, Sami y Alfredo acuden al Pasaje Méndez Vigo donde se reunen con Albert Maluquer.

Teodoro Busquets (y no el directivo Josep Vergés) será quien acompañará en varias ocasiones a Sara Alicia hasta encontrar un piso de alquiler en la calle Balmes.

NI PERIODISTAS, NI VALENCIA, NI ABRAZO CON KUBALA, NI AVENIDA PALACE.     

8º La España Industrial (página 95)

Entonces, como ahora, un equipo filial no podía según el Reglamento de Competiciones figurar en la misma categoría que su patrocinador. Por ello tuvo que renunciar al ascenso en esa temporada 1952-53. Lo mismo había sucedido el año anterior con el C. D. Mestalla (filial valencianista). Por segunda vez La España Industrial alcanzará el premio en la temporada 1955-56 y en esta ocasión no desaprovechó la favorable circunstancia. Oficialmente abandonaría la dependencia del Barça, cambiaría su nombre por el de Club Deportivo Condal y actuaría en Primera División. Para todo ello contaría con el apoyo de la Federación Española.

 9º  La Copa Latina (páginas 96 y 97)

Fue imposible que en el descanso (¿media parte?) del partido de Mestalla, Pepe Samitier le contase a Alfredo Di Stéfano lo de ‘…un hecho que sólo puede suceder en este país, experto en saltarse normativas internacionales…’  refiriéndose a la ausencia del doble campeón español en la Copa Latina. Probablemente tampoco se lo contaría nunca.

  1. No era la primera vez que uno de los campeones ligueros era sustituido por otro club. Lazio por Juventus en 1950, Lille por Nice en 1951 e Inter por Milan en el mismo 1953. También sucederá en 1955 cuando Inter y Benfica fueron sustituidos por Milan y Os Belenenses y en 1956 cuando el Benfica tomó el puesto del Porto y el Milan el de la Fiorentina. ¿Todos los países, los otros tres, también se saltaban las normativas internacionales?
  2. El Comité Organizador de la Copa Latina reunido en Roma a finales de 1952 procedió al sorteo de las sedes del segundo ciclo del torneo. La primera bola salió la de Portugal, acordándose que se celebraría a mediados de junio en ese país y que en la primera eliminatoria se enfrentasen los representantes de Portugal e Italia por un lado y los de Francia y España por el otro. Así mismo se decidió que en 1954 se suspendiese su celebración para no interferir con las fechas del Mundial de Suiza.
  3. El 14 de marzo de 1953, en Lisboa, se fijaron las fechas del 10 al 14 de junio para jugar el torneo.
  4. En el mes de mayo el Sporting Clube de Portugal solicita el adelantamiento de fechas por tener que acudir al Torneo Octogonal de Río de Janeiro y el Stade de Reims apoya la petición solicitando que sea entre el 4 y el 7 de junio. Los organizadores no quieren suspender la competición y sólo encuentran problemas en la Federación Española. Después de muchos dimes y diretes, la Española decide que para no modificar las fechas de nuestro torneo copero, el representante español sea el perdedor de la eliminatoria de octavos de final entre Barcelona (campeón de Liga 1953 y Copa 1952) y Valencia (subcampeón de Liga 1953 y Copa 1952). Ambos clubes estuvieron de acuerdo con esa decisión.
  5. ‘La excusa oficial es que ocho azulgranas tenían que participar en una serie de partidos amistosos con la selección estatal‘es otra FALSEDAD más de los autores Luque y Finestres.

10º.  La toma del poder por Andrés Ramírez (páginas 147 y 148)

Desaparece la Secretaría de Asuntos Generales y se restablece la Secretaría General, a cargo de don Andrés Ramírez.

Los autores dan a entender que se suprime del organigrama a Ricardo Cabot y se le sutituye por Andrés Ramírez para facilitar las maniobras madridistas en la Federación Española.

FALSO.

En agosto de 1951 se había dividido en dos la Secretaría General que manejaba Ricardo Cabot. A don Ricardo se le adjudicaba la llamada Secretaría Técnica y a Andrés Ramírez la Secretaría de Asuntos Generales, es decir la que se ocuparía de los temas importantes. Se consideraba que la edad de Cabot no era la adecuada para las crecientes responsabilidades federativas y que merecía un homenaje por sus 25 años en la Federación. Dicho homenaje, el premio a una merecida jubilación, tuvo lugar los días 27 (cena multitudinaria), 28 (partido España-Alemania en Chamartín) y 29 (cena en Jockey de la Junta directiva) de diciembre de 1952. A partir de ese momento Cabot pasó a ser una figura respetada pero decorativa. A Ramírez, Secretario de Asuntos Generales, le sustituía Ramírez, nuevo Secretario General.

11º.  El juego de los desconciertos (páginas 151 y siguientes)

Barcelona, sábado 1 de agosto de 1953…  Al cabo de un rato hablará con Samitier,

< que también debe de estar desconcertado porque ya solo falta que este nos deje>.

Estas palabras puestas en boca de Narcís de Carreras dejan en muy mal lugar al vicepresidente barcelonista. El contrato de Samitier con el Barça había finalizado el 30 de junio anterior. Desde ese momento el viejo mago no había mantenido contacto alguno con el Barça (a pesar de los numerosos almuerzos con De Carreras que le adjudican los autores del libro). Así lo declara en Mundo Deportivo del 27 de julio (página 4) bajo el titular ‘A Samitier sólo le interesa el descanso’.

Días después, el 10 de agosto aparece en portada del Mundo Deportivo un gran titular  SAMITIER DICE QUE NO y debajo Ha tomado la decisión de no continuar como Secretario Técnico del C. de F. Barcelona. En el texto del artículo declara como proyectos inmediatos un viaje a Águilas (¡el feudo de Muñoz Calero!) y a continuación a Niza para saludar a unos viejos amigos.

¿IGNORANCIA u OMISIÓN INTERESADA?     

Para qué seguir. Si estos temas eran anecdóticos en el fichaje de Di Stéfano, desde la página 160 a la 216 y última, existen multitud de errores, falsedades, equivocaciones, insinuaciones más o menos maliciosas y tal vez alguna errata, que tergiversan las decisiones que unos y otros tomaron para solucionar el ‘Caso Di Stéfano’. Juzgue usted mismo si el subtítulo del libro es el idóneo.

EL CASO DI STÉFANO

TODA LA VERDAD SOBRE EL CASO QUE MARCÓ UNA ÉPOCA

Antes de despedirme sí quiero resaltar algunas cosas que me resultan sorprendentes:

Página 90. Moscardó no fue uno de los héroes del asalto al Alcázar de Toledo sino su defensor.

Página 91. La Federación Española de Fútbol no nació el año 1902 sino el 14 de octubre de 1909 y después de varios cismas se asentó definitivamente el 30 de julio de 1913.

Página 101. Que Samitier dijese que había oído nombrar a Di Stéfano hacía diez años. En 1943 no conocían a Di Stéfano más que su familia y amigos.

¿Una delantera de seis? Basora, Di Stéfano, Kubala, César, Moreno y Manchón. Pobre Serrat.

Página 118. Años más tarde, en una carta personal… con fecha 9 de febrero de 1955…

De agosto ’53 a febrero ’55 no había pasado más que año y medio.

Páginas 121 y siguientes. Las fechas de los partidos del Barça están casi todas equivocadas.

Página 122. Manolo Valdés no fue presidente entre 1949 y 1951 sino de 1950 a 1952.

Página 138. Que la firma del Concordato con la Santa Sede supusiese el final del aislamiento del gobierno de Franco con respecto a casi todo el planeta.

Página 165. Que una niña de apenas dos años y otra de ocho meses lo pasen en grande viendo la película de Peter Pan. Todos los que hemos tenido hijos sabemos cuando han empezado (más o menos) a disfrutar con el cine.

Y sobre todo me sorprenden las frecuentes referencias al semanario satírico El Once y al también entonces semanario recién nacido Dicen, mientras que prácticamente se ignora a El Mundo Deportivo, el prestigioso diario barcelonés, que cotidianamente informaba de las noticias sobre el Barça, Di Stéfano, Samitier, Millonarios, River, Madrid…   

Mis disculpas por el tiempo que le he hecho perder, mis agradecimientos por enviarme el libro y un afectuoso saludo de

 

BERNARDO de SALAZAR

10 octubre 2006

 

OLÉ SR. SALAZAR

Continuara con lo dicho por Un Crit Valent tomando como origen la obra del “saltataulells” señor Sobrequés.