Para comenzar hoy esta apasionante aventura personal, ha sido imprescindible y necesario, D. Joaquim Molins.

 ¿Por qué?

Por ser el autor (por lo menos principal) de “un estudio” que les adjunto a continuación, “sin cuya mecha”, yo nunca “me hubiera encendido”.

Enlace PDF

Han pasado muchos años desde mi lectura, de lo que yo no llamo estudio, sino “libelo”, en una pagina de Sport de un periodista apellidado Mascaró.

Recuerdo que, en un medio digital, del que he perdido toda referencia, en el capítulo de discusiones entre los lectores, topé con el sr. Molins y estuvimos varios meses discutiendo sobre, para él su trabajo y para mí su “libelo”.

Gentilmente al sr Molins le pareció, darme en público su e-mail particular y pedirme que continuáramos la discusión en privado.

Y así hicimos durante meses hasta que finalizamos tarifando y cada uno por nuestro lado.

En esos momentos estoy en contacto con el catedrático de Historia Contemporánea de la U. Carlos III de Getafe, Ángel Bahamonde Magro, autor del segundo libro más importante en lengua castellana, después de El Quijote, que se titula “El Real Madrid en la historia de España”

Paso el “libelo” al profesor Bahamonde y me da un consejo fundamental en ese momento.

Ha conocido, y llevado al afamado historiador de futbol Bernardo de Salazar, a dar una conferencia a Getafe.

Sobre quien es Salazar sobran todas las presentaciones.

Para mí, en aquel momento, es un atlético que escribe sobre el Real Madrid, con una imparcialidad loable y muy lejos del hincha rojiblanco, siempre anti madridista.

Me pongo en contacto con el sr. Salazar y le paso el “libelo”, diciéndole “que voy de parte de” ……. y le pido que me haga comentarios al mismo.

Durante un mes el sr. Salazar me envía varios densos y documentados correos, que son unas de las joyas que tengo en mis archivos.

En ese momento, que estoy discutiendo en privado con el sr. Molins y también recibiendo información valiosísima del sr. Salazar, encuentro que existe un blog antibarcelonista (hoy desaparecido), que comenta a sus lectores que próximamente va a criticar el “libelo”.

Me pongo en contacto con ellos, pues algunos comentarios previos que hacían eran mejorables y además solicito permiso al sr. Salazar, para pasarles su información, con su natural referencia, cosa que me concede, junto con otros escritos que veremos en otros asuntos y que siempre quedara clara su procedencia.

Recuerdo que me comunico con este blog con el mote de Escamot o Escamot Blanco.

Hacen una contestación a las tres partes del “libelo” y en algunas de ellas es FUNDAMENTAL la información que tienen del sr. Salazar a través de Escamot.

Un tiempo después de salida aquella contestación, el blog desaparece y se reorganiza y yo…… la pierdo desgraciadamente.

Se vera con el tiempo que no soy una persona, ni muy buena escribiendo, ni muy ducha en temas informáticos, pero con mis rusticas búsquedas he encontrado en un foro, parte de la contestación buscada que les adjunto, para contraste con el “libelo” llamado Forochicas.com

Hay una tercera parte sobre penaltis de a unos mas y a otros menos del “libelo”, que yo repasando los partidos concretos, muy pocos de ellos eran críticos para los puntos, excepto algunas excepciones, una de ellas con perjuicio para el Barcelona en encuentro directo.

Un típico era ir, por ejemplo, 2-1 a favor del Real Madrid y llegar el 3-1 de penalti.

Estadísticamente la mayoría de los penaltis madridistas no se traducían en puntos necesariamente.

Pero lo anterior es historia pasada.

Mi añoranza del momento es la perdida de contacto con el sr. Salazar, pues me cerró inopinadamente su puerta y después ya no me contestó nunca a mis múltiples correos posteriores enviados.

Cuando escribe es un lujo, en la parte que yo los conozco.

LA PARTE CIHEFE.

La etapa anterior “me había puesto en marcha” y ya había comenzado a recabar intensa información de las Hemerotecas de la prensa catalana y nacional ósea fuentes secundarias y de Archivos Españoles ósea fuentes primarias.

Un buen día conozco la existencia de una formidable revista llamada Cuadernos de Futbol de CIHEFE y me aproximo a esta Asociación y de acuerdo con el Presidente del momento comienzo a publicar, con total libertad los artículos contenidos en los números 46, 47, 48 y 49.

Estando preparado, escrito y enviado al Comité de Redacción, un quinto artículo, que es la parte II del ultimo publicado en el número 49, me comunica el nuevo responsable del Comité de Redacción, el excelente historiador barcelonista Fernando Arrechea, que el artículo no se publicará “por ser grosero con el Barcelona” y se me pide cambiar algunas expresiones y contenidos.

Yo como autor transijo y hago dos versiones alternativas a dicho artículo, pero tampoco paso la censura del Comité de Redacción.

Siempre he apelado, ante dicho Comité, que me permitieran publicar dicho artículo en cualquier versión de las anteriores y ante nuevas publicaciones mías posteriores, que me pusieran las reglas pertinentes, pues me parecía que me las cambiaban una vez comenzado y…. casi finalizado el partido.

Esto no parece de recibo en una Asociación tan seria como CIHEFE.

Ante dicha censura decidí darme de baja, pero no inmediatamente, sino en unos meses, pagando religiosamente mi cuota mientras tanto.

Además, en fecha anterior había efectuado una donación como habían hecho otros socios, para mejoras de la información de CIHEFE.

En esos meses, dado que tenia el e-mail de todos los asociados, me dedique a enviar escritos sobre el FC Barcelona, siempre documentados y con un lenguaje muy sarcástico.

En este tiempo hubo varios asociados, que todos entran en un taxi, que me pidieron, que no les interesaba mi correspondencia y que no se la enviará, lo cual hice inmediatamente.

Estando, así las cosas, un socio de CIHEFE, el sr. Closa, periodista de Sport por el mismo medio me dirigió un escrito en el cual llegaba casi al insulto y “se regodeaba” de una falta ortográfica manifiesta que había introducido.

En este caso como en el resto, no se dedicaba a desdecir algo que yo hubiera escrito, con falta o sin falta, solo a casi insultar.

Como el hombre oía campanas, pero no sabía dónde, felicitaba a CIHEFE por haberme expulsado.

Luego recibió mi correspondiente respuesta, espero que, sin falta de ortografía, que ya les anticipo tendré muchas más en el futuro, esperando su mejor comprensión.

Debo decir que en privado recibí el aliento de socios en un número que se podían llenar dos taxis.

Estando yo ya fuera de CIHEFE, parece que el sr. Closa criticó a un importante componente de la Junta Directiva del momento y tuvo una contundente respuesta de otro componente de la Junta.

Pasado el tiempo, creo que se me dejo solo ante el sr. Closa y también a mí me hubiera gustado tener una voz publica en mi apoyo. Pero no fue así y solo tuve satisfacciones en privado.

Y finalizo mi ciclo en CIHEFE.

Desde siempre ha habido buena química entre el profesor Bahamonde y yo y mientras estaba de peregrinación archivo tras archivo, teníamos la idea de hacer un libro o incluso una tesis doctoral, pero ha pasado el tiempo y nada cristalizó.

Y desde hace unos meses hemos decidido salir a la luz en forma de Blog.

Y hoy aquí estamos.

El profesor Bahamonde es una persona muy ocupada y no le puede dedicar a este asunto todo el tiempo que le gustaría.

Tiene su propio espacio y su propio ritmo de publicar, lo cual es un honor para un “novel madurito” como yo ir junto a él.

Por mi parte se abre el telón….