Parte 7

IMPORTANTES CUESTIONES. 

Un principio básico del chequeo es ir a las fuentes de donde salen los guiones de la película del libro-libelo y comparar lo que allí se dice con lo escrito.

Otra es dar por bueno lo que le han dicho los entrevistados en plan oral.

En esta última parte en la página 273 se pone la lista de todos los entrevistados, donde, por cierto, se incluye a Justo Tejada, que jugó en los dos equipos y luego no salen sus comentarios.

¿No le gustaría al “saltataulells” lo que Justo le dijera?

Pero en este trabajo se pone de manifiesto al lector la imposibilidad de chequear lo que se dice en muchos asuntos por no constar si las frases vienen de fuente escrita u oral, ya que NO EXISTEN REFERENCIAS.

Todas además son frases acusatorias contra el Real Madrid y su relación con el poder.

 

Página 35/36.

Discurso de Cambó en catalán.

Esta debería ser muy fácil la referencia y hasta podía ser creíble.

“Un jovencísimo Alfonso XIII llegó en 1904 a una Barcelona sacudida por el sindicalismo revolucionario y por reivindicaciones autonomistas de la Liga Regionalista. El entonces regidor de Barcelona y más tarde modelo de Jose Maria Aznar (Nota BLOG. Y más tarde financiero del golpe del 18 de julio de 1938) para el catalanismo “abierto”, Francesc Cambó (Nota BLOG. Que si tiene calle en Barcelona a pesar de ayudar al golpe militar), le dedicó al monarca, en el despacho del alcalde, un enardecido discurso en catalán “Esta ciudad señor, no se siente feliz ( …), no os pide más que libertad, libertad para ensanchar la fuerza y la energía que tiene y que luchan en vano en busca de una expansión que, solo en una mínima parte le permiten las trabas de la ley”. Lógicamente no podía el rey sentirse con la misma comodidad ante un club que parecía nacido para vertebrar el futbol español, el Real Madrid (Nota BLOG. ¿Real Madrid en 1904?), que ante un equipo de futbol que mejor encarnaba el sentimiento catalanista y popular- y a la postre republicano- en la Barcelona de inicios del siglo.

Al párrafo, en la parte final del desarrollo del fantasioso “saltataulells”, no le contesta el BLOG, sino que lo hace una carta al director en La Vanguardia.

Sitúese la visita del Alfonso XIII en 1904 y un Barcelona “que ya era catalanista y republicano en esa fecha”.

La Vanguardia. 11/10/1998. Página 40.

http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/1998/10/11/pagina-40/34608077/pdf.html

“La catalanidad del Futbol Club Barcelona.

Mi padre, Juan de Urruela, de ascendencia vasca y nacido “fuera”, había aprendido futbol en Inglaterra y jugó de portero en el primer partido “oficial” del Barcelona, el 8 de diciembre de 1898 (que en crónica de La Vanguardia del día 9, es mencionado como el Goalkeeper del Barcelona Club).

En aquellos tiempos, la mayor parte de los que conocían este deporte eran foráneos: los hermanos Witty, los Parsons, Gamper, Brown, Wild, etc. Para hacer frente a estos forasteros nació algo más tarde el “Español de Barcelona”, formado por señeros apellidos catalanes.

Agustín Montal, en su época presidencial, me comentó que en los archivos del club escaseaba información acerca de esta época. (Curiosamente, cuando en 1910 el Barça conquistó su primer campeonato de España lo hizo frente al “Español de Madrid”)

Pero a estos primeros deportistas les importaba muy relativamente la catalanidad del club; lo que querían era jugar y divertirse. Lo conflictivo de esa época era averiguar si la pelota había entrado o no en portería. Se organizaban tensas reuniones al respecto, que finalmente fueron amortiguadas merced a un viaje que mi padre realizó adrede a Londres para traerse unas redes…

Las cosas han evolucionado mucho desde entonces. Sin duda fue acertada y políticamente correcta la expresión del presidente Narciso de Carreras en aquel momento en que el “Barça es más que un club” (Nota BLOG. 1968). Pero tal vez va llegando la hora de despolitizar el club y olvidarnos de quien ha hecho más méritos para impulsar su catalanidad- sobre todo en esta era en que sus jugadores apenas lo son.

Lo que mayoritariamente desean sus socios y simpatizantes es que el Barça juegue bien y gane campeonatos; lo demás vendrá por añadidura.

Mi sugerencia para futuras elecciones seria elegir presidente un deportista autentico y de reconocido prestigio.

L. DE URRUELA Y SANLLEHY

Marqués de San Román de Ayala

Barcelona

Siendo el Barcelona tan “catalanista y republicano”, SEGURO que fue obligado por el franquismo y en contra de sus dirigentes y socios, a llevar brazaletes negros por la muerte de Alfonso XIII.

La Vanguardia Española.4/3/1941. Página 4.

“Las banderas, nacional y del Club (Nota BLOG. Véase un signo de resistencia del periodista al franquismo. Minúscula en la nacional y mayúscula en la del Club) aparecían a media asta en señal de duelo por el fallecimiento de Don Alfonso XIII, que también fue un gran deportista y protector de los deportes. Al aparecer los equipos se observó que, por el mismo motivo de nacional duelo los jugadores ostentaban crespones en el brazo”.

A continuación, frases para la historia del” saltataulells” común Torras.

¿Como contestarlas?

Todas las frases sin referencias vienen en un capítulo dedicado a José Plaza, el árbitro supermadridista, en dos épocas, la primera con el general Franco y la segunda sin él.
Plaza es muy criticado por el mundo “saltataulells”.

Aquí, como en todos los lados del mundo anterior, hay que intentar poner en boca de los árbitros bajo su mando, que Plaza SI les daba, de algún modo, consignas de favorecer al Real Madrid.

Se verá que salen hablando una serie de árbitros, que una vez son el Doctor Jekyll y otras Mr. Hyde, con relación a Plaza y que además pueden ser ambos personajes en una misma frase o en frases diferentes.

Aquí el BLOG vive dentro del Oráculo de Delfos, pues estos árbitros NO VIENEN EN LA LISTA DE PERSONAS ENTREVISTADAS, ni tampoco se menciona el medio escrito u oral de donde salen sus manifestaciones.

¿Será otro guion de novela negra del “saltataulells” Torras?

 

Páginas 150/151

Primero el “saltataulells” da unos principios de lo que pide Plaza a los árbitros, que NO parecen malos.

“A Plaza le gustaban los colegiados firmes, que pitaban lo que veían y no pretendían pasar inadvertidos con decisiones de cara a la galería o con arbitrajes cómodos, sin decisiones arriesgadas. Según fuentes consultadas, estas eran las consignas que él trasmitía a sus subordinados (Nota BLOG. En fuentes consultadas no parece dar consignas madridistas).

En la actualidad, ningún arbitro admite haber recibido consignas claras para favorecer a uno u otro equipo. Sobre todo, después de su muerte, en junio de 2002, sus excompañeros del comité rehúsan criticarle. Incluso su gran rival en el estamento arbitral, el colegiado Jacinto de Sosa, que fue extremadamente crítico con él en los años 80, prefiere hoy en día no manifestarse “por respeto a una persona que ya no puede defenderse” (Nota BLOG. Pues tiene muchísimo más respeto con Plaza, que lo que han tenido Vázquez Montalbán (ya contestado) y la revista Sapiens con D. Santiago Bernabéu. Con la segunda estudiando contestación a un número del 2003) (Sigue). Eso sí, destaca que tenía un carácter “dictatorial” y que arbitrar, en aquellos tiempos implicaba pasar por un tubo de los deseos, manías y caprichos de un presidente “chapado a la antigua”, al fuego del antiguo régimen. (Nota BLOG. Pues menos mal que de Sosa no quería hablar de un fallecido).

De Sosa y su compañero Ildefonso Urizar Azpitarte, el árbitro del famoso pisotón de Stoichkov, formaban parte del sector crítico de los colegiados, que reclamaban a Plaza mayor apertura democrática en la toma de decisiones. Urizar apunta que” Plaza era un presidente del “ordeno y mando”. Era de “estás conmigo o estas contra mí”. Siempre nos decía “No cambiéis vuestra línea de arbitraje, siempre el camino derecho, y al que no vaya por el camino derecho lo bajo de categoría” (Nota BLOG. Está claro que decía “traducido” “que el camino derecho es beneficiar al Real Madrid”). Y puedo decir, sinceramente, que Plaza era sumamente honrado. Creo que fue el presidente más serio, no se dejó pisar por nadie, ni por la propia Federación” (Nota BLOG. Frase doctor Jekyll).

 

Páginas 151/152.

“Necesitamos muchos Gurucetas”

“A raíz de su dimisión, posterior a la sanción de Guruceta, Plaza hizo unas polémicas declaraciones en apoyo del colegiado vasco en las que aseguró: “Lo que necesitamos (en el arbitraje español) son muchos Gurucetas”. Las declaraciones inmediatamente posteriores al partido del árbitro en el sentido de que “en las mismas condiciones volvería a pitar penalti” no contribuyeron precisamente a quitar hierro al asunto, y la crisis se llevó por delante al propio Plaza. A las autoridades franquistas había que interpretarlas más por lo que no decían que por lo que decían, y en este caso lo que se vino a comunicar para los buenos entendedores, es que a Guruceta hubo algo que lo empujo a equivocarse (Nota BLOG. Parece el número de portada” La Codorniz declara la guerra a Inglaterra”).

Plaza, lógicamente, negó siempre tener animadversión contra el Barcelona. En una entrevista en televisión, manifestó que las relaciones con la entidad azulgrana “yo creo que eran muy buenas. Hubo una pequeña etapa en la cual se sentían perjudicados, a causa de un periodista que, hacia propaganda, que me puso la etiqueta de que era del Madrid, pero fue una pequeña etapa en la que incluso el señor Casaus se inventó la frase de que los árbitros eran hijos míos. Pero las relaciones siempre han sido buenas, y con el señor Nuñez yo diría que fueron buenísimas”.

 

Página 152/153.

“Sobre las críticas que recibió tanto del barcelonismo como de determinada prensa, Plaza Pedraz se mostraba más bien refractario. “Cuando las críticas son de periodistas serios pues hacemos caso y nos duelen como es lógico. Y además se lo agradecemos porque no cabe duda de que uno aprende porque nadie está en posesión de la verdad. Pero cuando hay críticos que lo único que quieren es hurgar en el cubo de la basura y sacar los trapos sucios a relucir usted comprenderá que ni se les oye, ni se les lee, ni se les hace caso. Y eso es lo que me pasa a mí, que hay críticos que a pesar de llevar años metiéndose con uno de mala manera, y en cosas particulares, a mí eso, aunque sea una expresión un poco madrileña diré que me escurre de arriba abajo”.

(Nota BLOG. Se han consultado diversas referencias sobre lenguaje “castizo” o “cheli” de Madrid y no se encuentra la mencionada frase de arriba como “madrileña”. Para información al señor Plaza en donde se encuentre o al “saltataulells” donde en estos momentos esté confinado, cuando se están escribiendo estas líneas). (Sigue)

El discurso de “acepto la crítica mientras no me saquen los trapos sucios” entronca perfectamente con el funcionamiento orgánico, unidireccional y monolítico de la Administración de una dictadura (Nota BLOG.  El mundo “saltataulells” admite que, en el periodo de Plaza con el general Franco, llevó bien a los árbitros y que luego mal en un tiempo más extenso con el general ya fallecido y ESPAÑA en tiempo democrático, ósea, que se deduce que en democracia es cuando Plaza aplica la dictadura unidireccional y monolítica”). (Sigue). No hace falta precisar que ese periodista del que habla Plaza era Jose Maria Garcia, su azote más feroz”.

A continuación, se indican frases de diferentes árbitros sin fuentes de donde salen.

Claro sale Rigo y la teoría del perjuicio que le hizo Plaza. Este arbitro ira aparte y llevara un trabajo para él solo, en el futuro.

 

Página 153.

El árbitro Raúl Garcia de Loza, que por pitar con cierta independencia (Nota BLOG. Que es lo que pedía Plaza en sus principios, según el “saltataulells”) se  ganó la fama de anti madridista, sostuvo siempre no recibió ni una sola consigna por parte de Plaza, pero una vez relató en un programa de televisión  “Después de aquel partido celebre que el Barcelona ganó 0-2 en el Bernabéu, yo estuve cinco años sin pisar ese estadio, no volví a tener la suerte de ser nombrado directamente, ni que mi bolita entrase en los sorteos” ( Nota BLOG. Arbitró al R. Madrid en 6 partidos de fuera de casa en ese tiempo, casi todos “delicados” en terminología “saltataulells” que se verá más adelante). El colegiado gallego se refería al clásico jugado el 27 de noviembre de 1982 en el estadio de la Castellana, que ganaron los azulgranas con goles de Esteban a pase de Maradona y Quini con una espectacular – y humillante- vaselina lanzada desde casi el centro del campo

Como aquí, por lo menos, hay una referencia de un partido se puede chequear en un medio de prensa de Barcelona, no de Madrid, lo que se dice del árbitro y del “humillante” gol de Quini, desde casi el centro del campo.

Mundo Deportivo. 28/11/1982. Página 4.

http://hemeroteca.mundodeportivo.com/preview/1982/11/28/pagina-4/1094993/pdf.html

“ARBITRO- El colegiado gallego, señor Garcia de Loza. Mucho y largo se hablará de su labor, ciertamente difícil y peliaguda en un encuentro bronco y espinoso que se le puso cuesta arriba al ignorar un derribo en el área de Gerardo a Isidro, a los 3 minutos de juego. A partir de ese momento el público no le perdono nada y encima era el Barcelona quien dominaba el marcador, se explica todo. Al final perdió los papeles como consecuencia de la presión ambiental y lo mal que los madridistas tanto en el terreno de juego como en los graderíos encajaron la derrota.

Mostró un auténtico festival de tarjetas. La roja a Bonet (Nota BLOG. Los “saltataulells” hablan y no paran de Bustillo y la lesión que le produjo De Felipe (QEPD), pero no dicen nunca nada de como un tal “Tarzán” Migueli prácticamente apartó del futbol a Bonet”) (Sigue), en las postrimerías del choque por doble amonestación. Aun minuto del final también roja a Metgod, que había sido previamente amonestado con una amarilla, aunque dio la impresión que la expulsión fue directa por dirigiese al árbitro en tono no precisamente afectuoso. Hubo también tarjetas amarillas para, Manolo, Víctor, Migueli, Stielike, Juanito y Angel. Lo dicho todo un festival.

Sobre el “humillante” gol de casi el centro del terreno de juego.

Minuto 42 de la segunda parte, Carrasco conduce otro contrataque del Barça por la derecha, cede en corto a Maradona y este sirve un balón de oro a Quini que solo tiene que levantarlo sobre el meta madridista para alojarlo en la red… Otra jugada de pizarra que desató la euforia azulgrana y encendió la chispa de un auténtico escándalo con posterior expulsión de Bonet y lanzamiento de almohadillas sobre el campo: 0-2”.

Pues cuando no se puede comprobar la referencia de un “saltataulells” estos son los mimbres y la fiabilidad, que tiene el BLOG, para buscar la verdad, que aquí se demuestra que no la cuenta bien el manipulador “saltataulells”.

Por cierto, es gracioso que el árbitro sea Garcia de Loza y que se dude que fue anti madridista con cierta sorna. No, No, No, cierto, lo fue….

Una cosa que el mundo” saltataulells” apenas habla es de los dos arbitrajes infames que sufrió el Madrid en Tenerife, de Garcia de Loza el primer año y Gracia Redondo el segundo. Dos Ligas regaladas por dos árbitros.  Un gallego y un aragonés. Ambos junto con Ellis, Leafe y Ovrebo están, entre otros, en el listado de la memoria madridista “de lo nefasto”, que como todo el mundo también tiene la suya.

 

Página 153/154.

Aquí el “saltataulells” da una clase de “filosofía de la cuestión” que para él debe estar “demostrada” pero para este BLOG en absoluto.

“Muchos de los árbitros consultados (Nota BLOG. ¿Y no están en el listado de ENTREVISTAS?) se mueven entre este doble argumento aparentemente contradictorio. (Nota BLOG. Ahora el “saltataulells” “aporta luz” y les explica a los árbitros incluso lo que sienten por dentro, sin saberlo ellos). Por un lado, certifican no haber recibido consignas directas de Plaza- con alguna excepción, como veremos enseguida-, pero cuando bajan a lo concreto y relatan situaciones vividas en primera persona (Nota BLOG. ¿Alguien conoce a UNO, solo UN árbitro catalán que haya salido a los medios hablando de las consignas de Plaza?), se destapa una realidad mucho más compleja, donde los premios y los castigos eran consecuencia de futuro que aguardaban los árbitros en función de cómo desarrollaban su labor. Los colegiados funcionaban con el método del ensayo-error que se aplica a las cobayas en las pruebas de laboratorio. Aprendían que, arbitrando de una forma determinada, si seguían una línea de favoritismo concreta, lo que ocurría después era beneficioso para ellos y para su carrera; seguían accediendo a las designaciones para partidos vistosos y llegaban incluso a obtener la internacionalidad. Y a la inversa: arbitrar en sentido contrario conllevaba, sin necesidad de un aviso previo, consecuencias funestas; quedar en barbecho durante semanas, incluso meses y, por supuesto, perder la internacionalidad (Nota BLOG. Véase la exuberancia de ejemplos que pone el “saltataulells” para cada caso de los anteriores. Pero para Rigo “el indomable”, solo para él casi tres páginas, que serán contestadas). No existía coacción directa, en efecto, pero los colegiados interiorizaban los criterios de sus superiores para poder progresar en la carrera arbitral.

Los profesionales valientes y rectos, que existen en la misma proporción que en todas demás profesiones – o sea que representan una amplia minoría- seguían ejerciendo en función de su código ético personal. Pero muchos otros (Nota BLOG, ¿En qué quedamos que son muchos o pocos “los buenos”?), que eran los que acababan recibiendo el encargo de partidos “delicados”, arbitraban “en la dirección del Führer”, es decir interpretando a priori los deseos expresados en forma más o menos explicita por el presidente Plaza. (Nota BLOG: Este BLOG admite que el “saltataulells” ha leído al menos un libro escrito por Kershaw, padre de la tesis de que a los dictadores no les hace falta que ellos den consignas explicitas, sino que “sus palmeros”, ósea sus “saltataulells”, se las traducen y aplican a su gusto sin que los Fürher tengan que decir “ni mu”).

Lo anterior ya se ha tratado en el trabajo del nieto del general Franco, que el “saltataulells” también le aplica Kershaw, a falta de mayores evidencias.

Kershaw vale para todo. Para un Franco, un Bernabéu y un Plaza.

 

Página 155

La frase de Camacho

“mientras Plaza sea presidente, el Barça nunca ganará la Liga”.

(Nota BLOG. ¿En qué fuente?)

 

Página 157

Al final resulta que el “saltataulells” confiesa que de Sosa ha declinado su oferta de entrevista y entonces indica una serie de frases de D. Jacinto, que ha dicho presuntamente a lo largo de su vida, sin ninguna trazabilidad en cuanto a referencias.

Aquí el BLOG NO las puede chequear y se informa de ello al lector.

De Sosa, declaraciones años ochenta:

“Como Plaza no perdona, hace paréntesis, porque tampoco es que se le olvide, hace un paréntesis mientras le conviene y, cuando ya no le interesa, reabre el paréntesis, lo que el señor Nuñez o el señor Casaus han dicho del señor Plaza, el señor Plaza no lo olvidará jamás. Eso es así de fácil y así de triste.

El señor Plaza no tiene ninguna simpatía por el Barcelona, es más yo diría que tiene antipatía, y la historia y la hemeroteca están llenas de esa antipatía, que por otra parte parece ser que es reciproca, tiene bastantes motivos (de existir). Tal vez el origen está en aquella situación que se produjo en el ya lejano penalti de Guruceta, que en gloria este y que tampoco fue para tanto. Pero lo cierto es que desde entonces el señor Plaza yo tengo la impresión de que simpatías por el Barcelona ninguna”.

 

Página 158

Frases del árbitro Jose Luis Orrantia sin referencias.

“A mí me consta que ha sido honesto en la cuestión crematística, es decir que no le ha comprado nadie con dinero, y además no le ha permitido a ningún arbitro se venda por dinero (Nota BLOG. Fase doctor Jekyll, a continuación, comienza la fase Mr. Hyde)

Pero es de todos conocido que el señor Plaza, cuando ha habido que aconsejar a los árbitros cuando interviene el Real Madrid en el partido, ya se ocupado de aconsejarles. Esto es verdad porque ha ocurrido conmigo. A mí el señor Plaza, en alguna ocasión, más de una, cuando he arbitrado al Real Madrid me ha llamado a mi domicilio para decirme “Hombre, tenemos confianza en ti, te hemos dado ese partido…” No me ha dicho “ve a favor del Real Madrid” jamás. No es tonto el señor Plaza. Pero con eso, a buen entendedor…”.

UN INVITADO DEL BLOG HABLA SOBRE PLAZA.

Este BLOG tiene el HONOR de tener entre sus lectores a Jose Ignacio Corcuera de CIHEFE, una de las personas que mas sabe de historias de jugadores, árbitros y directivos de España.

Otro HONOR fue que un trabajo del BLOG fue referenciado en uno sus artículos, casi TESIS DOCTORALES, como se recuerda.

http://saltataulells.com/fuentes-primarias/cesion-de-las-copas-y-trofeos-del-athletic-club-al-gobierno-de-burgos/

https://www.cihefe.es/cuadernosdefutbol/2019/09/falsedades-omisiones-y-desmemoria/

La cuestión es que el BLOG mantiene con Jose Ignacio correspondencia y hace algún mes se trató el tema de Plaza y ahora el BLOG comparte con sus lectores lo que le dijo “el maestro Corcuera”.

“Estoy de acuerdo contigo, poder afrontar un trabajo sobre Plaza seria estupendo, pero como fue personaje tan poliédrico, contradictorio a veces, e incapaz de casarse con nadie que no fueran sus árbitros, las versiones que sobre él nos han llegado casi siempre fueron sesgadas, a mi parecer, cuando no cargadas de mala leche. Yo al menos me siento incapaz de encararlo con garantías de una mínima y ponderada ecuanimidad.

A Plaza se le consideró un vendido desde determinados medios, merengón en la orbitas culé, anti madridista desde áreas próximas al Real Madrid, cancerígeno para el futbol en opinión de colegiados a quienes se negará el ascenso, o la internacionalidad, y santo para otros muchos que vestían de negro.

Yo hable varias veces sobre él con Ortiz de Mendívil y Urrestarazu. Para ambos fue un soplo de aire fresco, muy necesitado en aquella Federación que vituperaba al colectivo de negro. Se enfrentó a muchos intereses creados, a presidentes de clubes y hasta altos cargos federativos, defendiendo una dignidad pisoteada sistemáticamente. Su defensa a ultranza de Guruceta, tras el escandalo del Nou Camp – en mi opinión lo único que podía hacer después de que lo lincharan simbólicamente desde tantas cabeceras- no le ayudo nada. Pero es que hasta entonces a los árbitros solían lincharlos sin que a nadie le importase un comino. Plaza puso el dedo en la llaga muchas veces, se mostró intolerante con los manejos de Camacho y algún otro de negro y con silbato, más adelante depurados por aceptar sobornos…En fin, que quiso arreglar infinidad de cosas, dejo heridos en las cunetas, y bastantes respiraron aliviados, cuando uniendo fuerzas distintas facciones sin nada en común que los conectase, como no fuere su inquina hacia el presidente arbitral, acertaron a defenestrarlo. El derecho de recusación, por ejemplo, era eficaz formula para amedrentar al colectivo, obligándoles, de facto, a favorecer al equipo de casa. Como el acabase virtualmente con ese derecho feudal, debía desaparecer. Basta repasar lo acontecido para advertir que la abolición recusatoria significo el descenso de algunos clubes, probablemente no muy merecedores de competir en sus categorías desde hacía algunas temporadas. Vamos, que se aferraban a ellas gracias a reiteradas ayuditas con silbato, cuando ejercían de anfitriones.

A mí me parece más que necesario en su día; Pero arremeter contra molinos de viento en nuestro país siempre ha traído consecuencias. Los políticos del momento, recordémoslo, podían vestirse de demócratas, pero sentían tanta aversión por los versos sueltos como aquellos antecesores que tanto aseguraban denostar. No descansaron hasta arrancarlo del sillón, y respirar aliviados con los pesebreros que vendrían después.

“Lo acusaron de cacique, cuando si algo hizo fue poner en solfa el tremendo caciquismo de aquel futbol” me dijo una vez Urrestarazu. Y Ortiz de Mendívil aún más categórico: “Probablemente sin Plaza hubiéramos tenido que lamentar algún arbitro o linier, muerto en cualquier campo de Tercera División”. Los incidentes serios, en efecto, estaban a la orden del día, domingo tras domingo, recordémoslo. Hasta el punto de que al término del ejercicio 1976-1977 se hizo obligatoria la instalación de vallas en cada terreno de juego, para acoger encuentros de categoría nacional”.

(Nota BLOG. Amen).

 

OTRAS TEMATICAS.

A veces el “saltataulells” incluso indica la referencia… ¡albricias ¡

Se repasan algunos ejemplos.

Páginas 71/72

“El mismo año se emitió en todos los cines un NO-DO dedicado a las bodas de oro del Real Madrid en el que se hacía especial mención del estadio Bernabéu. Imagínense el siguiente fragmento locutado con la inconfundible voz de Matías Prats:

“En las grandes solemnidades deportivas el caudillo ha honrado Chamartín con su presencia. Marco más importante de las contiendas internacionales, aquí los espectadores pueden presenciar los encuentros con la comodidad hasta entonces reservada a las salas de lujo de la Gran Vía. Cada uno en su asiento y los vendedores de gaseosas en todos los lados. ¡esto es un campo señores ¡(Nota BLOG. El “saltataulells” debería repasar las hemerotecas y ver lo que se dijo del Nou Camp en 1957) (Sigue).  Copas son triunfos. Aquí están las veinte y las cuarenta y las doscientas y las cuatrocientas copas ganadas por el Madrid dentro y fuera de España (Nota BLOG. Es el año 1952. ¿Triunfos internacionales?). El brillante historial de nuestro club se materializa en este impresionante desfile de trofeos, fundamento y razón del entusiasmo de sus jugadores y admiración de cuantos sienten verdaderamente el deporte”.

Nótese la exaltación de los triunfos del Real Madrid desde el discurso oficial del NO-DO y el determinante posesivo de la primera persona del plural (“nuestro” club) que utiliza el guionista al referirse a la entidad blanca. No es un error, ni un detalle sin importancia. Es una prueba más de que el régimen se apropió de los éxitos y la pujanza del Madrid en beneficio propio. El escaparate del club lo era también de España. Y el escenario que necesitaba el régimen para mostrar al mundo las proezas deportivas de España era justamente el coliseo de Concha Espía”.

Parrafada larga del señor Prats.

Datos NO-DO. Bodas de Oro, 1952.

Se realiza la pertinente búsqueda.

Se cree haber llegado al NO-DO de las Bodas de Oro.

Incluso casi en la parte final del reportaje durante un segundo sale en gabardina Enrique Martí Carreto…sonriendo: ¿será por algún gol que han metido al Madrid?.
El mundo “saltataulells” siempre habla de Samitier en las Bodas, pero nunca de Martí.

Desde el madridismo se deja esta perla DESCONOCIDA por el barcelonismo.

Se adjunta y se solicita a los lectores a que encuentren la larga parrafada del señor Prats.

https://www.rtve.es/alacarta/videos/revista-imagenes/bodas-oro-deportivas-real-madrid-festeja-su-cincuentenario/2860394/

El BLOG no ha sido capaz.

Se tenía pensado no continuar con la página y la que sigue, pero es que este “saltataulells” es tan sumamente corto que relaciona documentos oficiales con el Real Madrid, del modo de más abajo, con relación a la construcción de Chamartín.

 

Páginas 72/73

Un dato previo para los desinformados: El estadio del Real Madrid, primero Chamartín, luego Santiago Bernabéu, SE COMIENZA A CONSTRUIR EN 1944.

“En un informe de la Delegación Nacional de Deportes enviado al a la Vicesecretaria de Educación Popular fechado el 4 de septiembre de 1945 se calificaba de” imprescindible” la construcción de un “Estadio Nacional”.

“El Estadio- añadía el texto- es una construcción totalmente necesaria pues su carencia nos coloca además en triste situación de inferioridad incluso con pequeños países que poseen ya magníficas instalaciones deportivas de esta clase y hemos de pasar por el trance de acudir a celebrar acontecimientos internacionales en un estadio modesto como el de La Coruña o desplazar constantemente la vida deportiva de la capital de la Nación al esplendido Montjuich.

Ese Estadio Nacional aparte su utilización para encuentros internacionales y finales de grandes pruebas nacionales, es premisa indispensable para que un día podamos obtener la celebración de una Olimpiada y para incluso antes de que estas reanuden su curso, pudiéramos coadyuvar a la labor política conveniente a España, ofreciendo la celebración de unos juegos hispano-americanos”.

La primera referencia sobre el “Estadio Nacional en Madrid” es de:

La Vanguardia Española. 16/11/1939. Página 4.

http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/1939/11/16/pagina-4/33114658/pdf.html

Un concejal de Madrid pide su construcción.

Presupuesto: 12 millones de pesetas.

Se introduce una nueva tesis por el “saltataulells” Torras.

El Bernabéu en lugar de un Estadio Nacional en Madrid es lo que hace el franquismo.

Además, como Dios los cría y ellos se juntan, cual Séptimo de Caballería, parece en apoyo de este “saltataulells” …otro “saltataulells”, el llamado X. GARCIA L., “el investigador” de La Vanguardia.

¿El de los estatutos franquistas de 1940?

http://saltataulells.com/fuentes-mixtas/una-contribucion-complementaria-del-blog-a-la-historia-del-fc-barcelona-los-estatutos-franquistas/

Si, si el mismo.

¿El del Caso Di Stefano?

Si, si, el mismo.

Por cierto, este BLOG avisa que este caso no lo tiene cerrado y se piensa seguir contestando.

Bueno ahora se tiene enfrente, al mismo tiempo, al “saltataulells” Torras y al “saltataulells” X. GARCIA L.

Véase:

La Vanguardia. 25/3/2015. Página 57.

http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/2015/03/25/pagina-57/95207876/pdf.html

El “saltataulells” X. GARCIA L., apoya la idea que son la misma cosa un proyecto de Estadio Nacional que quiere Falange y el estadio de un Club de Futbol PRIVADO, pero que al final el franquismo prefiere dejar el Estadio Nacional y apoyar al Madrid.

Líneas arriba, el “saltataulells” Torras habla “de que al franquismo hay que adivinarle por lo que no dice”.

Ahora este BLOG se aplica lo anterior cambiando el concepto.

A los “saltataulells”, en este caso, hay que traducirles por lo que no dicen.

LA FALANGE PRETENDE PARA MADRID UN ESTADIO NACIONAL CON PISTAS DE ATLETISMO PARA OLIMPIADAS Y JUEGOS.

EL ESTADIO DEL REAL MADRID SE HA COMENZADO A CONSTRUIR EN OCTUBRE DE 1944 CON PROYECTO CONOCIDO …Y SIN PISTAS DE ATLETISMO, LO QUE YA ERA CONOCIDO EN LA FECHA DEL INFORME CITADO EN 1945.

LA FALANGE QUIERE UN MONTJUICH EN MADRID, LO QUE NO ERA EL BERNABEU YA EN CONSTRUCCION.

POR CIERTO, EL ESTADIO PRIVADO LE SALE GRATIS SU CONSTRUCCION AL ESTADO A NO SER QUE LOS “SALTATAULELLS” PRESENTEN EVIDENCIAS DE SUBVENCIONES.

Pero el “saltataulells” alarga este informe pues mete dos asuntos más en su trabajo de La Vanguardia, además del Estadio Nacional, que para no dispersarse se contestan ahora.

1º) Sobre expropiaciones, siguiendo texto del libro-libelo del otro “saltataulells” de página 74, que dice, copiado de LV:

….. no fueron pocos los propietarios de terrenos que “se vieron obligados a desprenderse de sus parcelas prácticamente a precio que fijo el Madrid” y que este detalle “junto con la indemnización que recibió el club por la expropiación de parte de los terrenos del estadio antiguo” sentó la primera base de la financiación.

En este BLOG apenas tienen voz los medios oficiales del Real Madrid por ser utilizados SOLO cuando sean indispensables.

Es mejor utilizar fuentes catalanas.

Pero para el tema de los terrenos del Nuevo Campo hoy se les da voz:

“Estadio Santiago Bernabéu. 1947-1997. 50 años de la historia”. Páginas 13/14.

COMIENZA EL GRAN SUEÑO

“Señores, necesitamos un campo mayor y vamos a hacerlo”.

“La frase de Santiago Bernabéu pronunciada ante sus directivos, sonaba como la proclama de un loco. O de un visionario. Bernabéu quería un salta de calidad, un golpe de timón que volviera a elevar el listón que delimitaba el crecimiento de una sociedad que había tocado techo. No era una idea nueva, ya en 1934, Bernabéu había expuesto sus preocupaciones en un artículo publicado en “La Hoja del Lunes”. El entonces directivo del club ya advertía que “según las ultimas noticias que tenemos la prolongación de la Castellana se efectuará a unos ochenta metros de nuestro campo. Esto nos preocupa. El Madrid precisa de un Estadio que tenga mayor cabida y espacio suficiente para instalaciones anexas. De cualquier forma, sus palabras encontraron más solidaridad y comprensión entre su directiva que en los despachos de los bancos. En una primera toma de contactos para “sondear” el ambiente, se pide colaboración a los herederos de Juan March, que rehúyen el ofrecimiento, esa locura de construir un gran Estadio de futbol cuando Europa estaba sumida en plena II Guerra Mundial.

(Nota BLOG. Artículo anterior sobre la familia March en el BLOG

http://saltataulells.com/fuentes-secundarias/revista-barca-compromisarios/

El primogénito, compromisario del Barcelona).

(Sigue)

Aquello era un inconveniente, pero no un freno. En 1943, recién nombrado presidente, comienza la “Operación nuevo campo”. Nuevo campo sí, pero ¿dónde? No hubo que buscar muy lejos: el lugar ideal estaba justo al lado, colindando con el viejo Estadio. Esos terrenos que necesita el Madrid valen dos millones de pesetas…que el club no tiene. Se piden prestamos al Banco Hispano Americano, al Banco Español de Crédito, al Banco Zaragozano. Nada. Pero Bernabéu es tozudo y el ya mencionado Rafael Salgado un gran madridista. De esta forma, el Banco Mercantil e Industrial concede el préstamo y el 22 de junio de 1944 se compran los terrenos. Se adquirieron en dos lotes, uno de 256.667 pies cuadrados a los señores Ruiz del Villar, por un importe de dos millones de pesetas, con un precio medio de 7.80 pesetas por unidad; el otro, de 93.877 pies cuadrados, a los señores Maqueda y Chavarri, por un valor de 1.001.069 pesetas y precio medio de 8.56 pesetas. En total, 350.544 pies cuadrados y 3.001.069 pesetas. Como las expropiaciones habían proporcionado un millón de pesetas, el desembolso definitivo del club quedó reducido a dos millones de pesetas. Sumadas las anteriores adquisiciones a los antiguos terrenos y descontadas las expropiaciones, que miden aproximadamente 143.426 pies cuadrados el club es propietario, de dos parcelas con una superficie total de 571.800 pies cuadrados.

Con los datos anteriores y si se da por cierto que es el Madrid quien fija el precio, como dicen los “saltataulells”, en lugar del Estado, lo pagado a los expropiados está en la línea del mercado de la compra.

Si, Si, BLOG, pero los “saltataulells” han demostrado QUE HUBO EXPROPIACIONES.

¡¡ TERRIBLE¡¡

“LA CATEDRAL DEL BARÇA”. Josep Mª Casanovas. 2007. SPORT. Página 49.

“Paralelamente se decidió la adquisición de más terrenos para facilitar accesos y aparcamientos y zonas ajardinadas. El gran problema resultó ser el desalojo de varios inquilinos y aparceros de los campos comprados. En un par de casos se tuvo que llegar a la expropiación forzosa a través de acuerdos del Consejo de Ministros”.

Para matizar algo, que el “saltataulells” no explica, en un libro oficial del Real Madrid referenciado más abajo (Tomo II, página 510) hay una frase que debe ser conocida:

“Años más tarde, con motivo de la ultima ampliación, surgió la polémica con estas compras. Los herederos de Chavarri en 1989 reclamaron que la compra se produjo por un valor claramente inferior al valor de ese momento, así como que el destino de los terrenos no era el que originalmente se dispuso”.

Resulta que la protesta llega con Franco y Bernabéu fallecidos y además la familia que protesta no es expropiada exactamente, sino que hace una operación de venta, que no es exactamente lo mismo.

 Se deja el tema aquí, pues no ha sido estudiado por los “saltataulells”, ni lo suyo, ni esto y no se quiere tener ventajas….

 

2º) El “saltataulells” X. GARCIA L. también “toca” el tema del cemento.

Pero con un matiz importante.

Dentro de que los “saltataulells” todos son mentirosos, manipuladores o inexactos y siempre sus trabajos cumplen o una o dos o las tres premisas anteriores en el tema relacionado FRANQUISMO-REAL MADRID y entre ellos los hay más cortitos y menos.

El BLOG tiene más merito cuando rebate GARCIA que cuando lo hace a Torras.

Como una folclórica, GARCIA “es más largo” para las tres premisas que Torras. Vamos más “intelectual saltataulells”.

Se nota en lo que sigue.

El “saltataulells” Torras ya ha sido contestado cuando en sus páginas 77-78 habla del desvío de camiones con cemento del Valle de los Caídos a Chamartín.

Se recuerda.

http://www.cihefe.es/cuadernosdefutbol/2013/10/sobre-el-cemento-del-valle-de-los-caidos-a-chamartin/

El “saltataulells” GARCIA se cree sabe que Huarte no está trabajando AL MISMO TIEMPO en ambas obras y “no ataca por derecho” al Madrid por los camiones y su desvío, totalmente imposible, pero si lo hace de modo subliminal, para dejar la duda a sus lectores (¡pobrecitos ¡).

“Sin embargo, en la obra citada se establecen curiosas coincidencias, como la que protagonizó Pedro Muguruza, hombre clave en la construcción madridista y arquitecto responsable de las obras del Valle de los Caídos.

“Y también el “trato preferencial en la obtención del cemento y el hierro necesario” cuando pocos años antes el Barcelona había sufrido varios retrasos en la construcción de la nueva tribuna de Les Corts por falta de hierro”.

Como se ve este deja los camiones “aparcados”.

Para contestar lo anterior también se utiliza una publicación madridista, donde se podrá observar que construir un campo en 1944 era una carrera de obstáculos permanentes y que si, desde luego, tenía al Estado en contra resultaba imposible la construcción.

Se deja a juicio del lector la explicación del Real Madrid frente a la explicación de los dos “saltataulells”.

“HISTORIA DEL REAL MADRID, 1902-2002. LA ENTIDAD, LOS SOCIOS, EL MADRIDISMO”. TOMO II. Página 513-516.

“La construcción del estadio puede darse por iniciada el día que se bendijeron los terrenos, el 27 de octubre de 1944. A dicha bendición asistieron, además del sacerdote y el presidente Santiago Bernabéu, la plana mayor de las autoridades locales y nacionales, así como los directivos deportivos de la ciudad invitados formalmente a tal efecto. Todos ellos fueron conducidos al lugar de los actos en autobuses, a cargo de la Entidad.

El encargo de la construcción fue llevado a concurso el 24 de febrero de 1945, y fue ganado por la empresa Huarte y Cía.. Los primeros trabajos de cimentación y elevación del estadio comenzaron en junio de 1945. Las labores de vaciado del campo las llevó a cabo a cabo la Casa Salamanca, Construcciones de Madrid. Una huerta aneja al campo se adquirió y habilitó para vivienda de los trabajadores.

El proceso de edificación fue complejo. Por un lado, la obra estaba limitada por las cuatro calles circundantes, y en profundidad por el llamado “tubo de la risa”, que discurría longitudinal. Ese tubo era un tendido ferroviario inconcluso en ese momento. Su lamentable estado parecía entonces permanente, de ahí el jocoso nombre que popularmente se le dio. El túnel fue usado como refugio en los bombarderos de la guerra civil y ocasionó problemas no solo en este momento, sino en las posteriores intervenciones, por ejemplo, en la perforación para los fosos alrededor del césped.

Los inconvenientes con la construcción del nuevo estadio persistieron más allá de las dificultades de financiación. La falta de suministros en la posguerra era un gravísimo problema, y el Real Madrid tuvo que solicitar múltiples ayudas para solventarlo.

El Ayuntamiento de Madrid era una de las entidades que el Club estimaba debía colaborar en el magno proyecto, como otros consistorios habían hecho, caso del de La Coruña. Así lo hizo saber el presidente Bernabéu al Alcalde en carta fechada en 1944. En dicha misiva el presidente comentaba lo avanzado del proyecto, el éxito de la exposición en el Círculo de Bellas Artes y unas fórmulas de cooperación entre Club y Ayuntamiento. Las propuestas eran tres: la adquisición por parte del Ayuntamiento del número de obligaciones que estimas oportuno, la compra de la parcela de terreno de 56.000 pies que faltaba por adquirir o la concesión al Club de un anticipo reintegrable a cuenta de las expropiaciones que habían de sufrir los terrenos con motivo del plan de reconstrucción de Madrid.

La magnitud del proyecto y la aguda crisis en que estaba sumido el país en esos días hicieron que las solicitudes de colaboración de las entidades públicas fueran tarea laboriosa.

Las gestiones y peticiones realizadas fueron numerosas, valgan las siguientes como ejemplos destacados.

Los primeros pasos fueron dirigidos a conseguir que la obra se declarará de Interés Nacional, y, de este modo, lograr un trato preferencial a la hora de obtener las 8.000 toneladas de cemento y 800 de hierro necesarias. Se acudió para ello a la Delegación Nacional de Deportes, a la Comisión de Ordenación Urbana de Madrid, a la Delegación del Gobierno de la Industria del Cemento, y a la Subsecretaria de Educación Popular. El Club, en su correspondencia, siempre destaca el beneficio que la ciudad obtiene de la construcción y el que esta sociedad deportiva no tenga ningún ánimo de lucro.

La carencia de cemento a punto estuvo de paralizar las obras en varias ocasiones. En septiembre de 1945, por ejemplo, se suspendió temporalmente el suministro de cemento para las obras.

En una carta de la compañía constructora Huarte y Cía., de 3 de junio de 1946, expresaban su malestar por la situación de las obras que habían tenido “que desorganizar por tres veces por falta de cemento”. Respecto al hierro necesario, el directivo Fernando de Carcer se puso en contacto con los Altos Hornos de Cataluña para solicitar la cantidad movilizando incluso a la propia RENFE, que debió pedir un vagón, para hacer el traslado.

La restricción de energía eléctrica fue otro de los problemas a superar. Francisco Aylagas, secretario del Club, se dirigió a la Delegación Nacional de Deportes – junio de 1945 – para que les fueran facilitados cinco grupos electrógenos. El estiaje producido por la pertinaz sequía había obligado a las autoridades a restringir el suministro de energía eléctrica.

Los inconvenientes iban desde las gradas del campo, del cemento y el hierro a las semillas. A la hora de sembrar el césped el Club debió acudir al mercado extranjero una vez más, dada la escasez nacional de recursos. Para conseguir la importación de semillas de Londres con urgencia se solicitaron los permisos al Ministerio de Industria y Comercio.

Dentro del anecdotario más escabroso de la construcción del nuevo Chamartín sobresale la muerte del encargado de obras del estadio. El 31 de agosto de 1946, Muguerza, que era el nombre de este empleado de Huarte y Cía., cuando se dirigía a las obras con medio millón de pesetas en su poder fue asaltado por un grupo de delincuentes armados con metralletas que le intentaron robar. El resultado de tan infausto encuentro, en un sendero próximo a las obras, fue el homicidio del encargado. Como puede comprobarse, la realidad diaria del Club no era ajena a la turbulenta situación que vivía el país”.

Se va a continuar con la propia defensa que hace el Real Madrid de cómo fue su proyecto del Estadio, a costa de poner de los nervios al Director Técnico de este BLOG, (hijo del que escribe y socio madridista) por la longitud de algunos artículos y el tiempo que le cuesta subirlos.

Para ello ahora se traslada al lector, casi en autocar, como hizo el Club con las autoridades el día de poner la primera piedra del Tomo II al Tomo I.

TOMO I. Páginas 137-144 hasta 148.

EL PROYECTO CHAMARTÍN Y EL GRAN SALTO ADELANTE

“A la altura de 1943, el ambiente reinante en el Real Madrid era de pesimismo por falta de aliento local y las continuas derrotas deportivas. Fue entonces cuando Bernabéu tuvo un rasgo de genialidad y trató de sortear la crisis interna con la presentación de un proyecto que muchos tildaron entonces de irreal y megalómano: la construcción de un gran estadio. En realidad… (Nota BLOG. Se salta esta parte pues esta recogida arriba con lo de la Hoja del Lunes y 1934). (Sigue).

En 1940, poco después de casarse, Bernabéu, comenzó a madurar el proyecto de construcción del estadio de mayor capacidad de Europa, ya que las exigencias del régimen profesional hacían indispensable un recinto mucho más amplio para que también aumentaran los ingresos de taquilla.

Muchos años después recordaba que nada más ser nombrado presidente “un socio del Madrid, llamado Ignacio Valenzuela me dijo: “Nuestro común amigo Manolo Villarreal tiene unos terrenos en la carretera de Chamartín, junto al Canalillo, y los venderá a muy buen precio. Entonces intervinieron los directivos, y se compró lo que debía ser el estadio con el chalé incluido a 1.95 pesetas el pie cuadrado. Es curioso que siempre los comentarios eran de desconfianza y se preguntaban unos y otros: ¿Pero este espectáculo, para qué?”.

El 1 de noviembre de 1943, la Directiva del Madrid realizó una detenida visita a los terrenos colindantes al campo de Chamartín, propiedad del conde de Mudes, y ocho meses después de tomar posesión del cargo, Bernabéu convocó una rueda de prensa para anunciar la construcción del estadio. “Estos señores nos acaban de vender 19.972 metros cuadrados, y nuestro campo de 22.500 localidades pasará a tener una capacidad de 50.000 de Mestalla, Las Corts y el Metropolitano ya no marcarán diferencias. Tendremos el mejor campo de futbol de España y ello supondrá una mayor capacidad de aforo y como es natural de taquillaje”. En la Junta General de socios de 1944, el presidente dejó bien claro que “sin un campo no se podía tener ni mantener más que un mediocre equipo”. Ahora solo faltaba obtener el dinero para efectuar la transacción.

Durante el verano de 1944 avanzaron los trabajos preparatorios. El Club precisaba dos millones de pesetas para culminar su operación, que Bernabéu trató de obtener prestados del Banco Hispano Americano. Al no obtener respuesta recurrió al Banco Español de Crédito, quien solo le ofreció un millón por considerar arriesgado prestar dinero a un club de futbol en situación problemática. Tras una nueva negativa del Banco Zaragozano, su hermano Antonio le puso en contacto con Cesar Cort Boti  (catedrático de la Escuela de Arquitectura), y este a su vez le relacionó con Alfredo Oñoro, director del Banco Mercantil e Industrial, que entonces era considerado, junto con el Banco Exterior, como entidad financiera de tono falangista ( Nota BLOG.

La primera evidencia de Banco Mercantil, banco falangista, procede el libro del periodista anti madridista Eloy S. Castañares, “ARDE EL MADRID. La oposición por el poder”. (1978). En el mismo no puede demostrar que haya ningún falangista en el Consejo de Administración del Banco. Otra cosa es que Falange sea cliente. El libro, como otros, está en la lista de los que deben ser estudiados”). (Sigue) porque allí guardaba los fondos la Secretaria General de Movimiento. Pero fue Rafael Salgado, presidente del Consejo de Administración del banco y conocido madridista, quien dio luz verde a la operación, con la condición de que el Club retirará sus cuentas corrientes de otros bancos y las centralizará en el Mercantil. Según explicaba años más tarde el propio Salgado, “no fue una locura ni son unos improvisados los directivos del Real Madrid. Tutelé económicamente la gran idea por mi cariño a Madrid y mi devoción a la causa deportiva. El Madrid es un Club de auténtica solvencia que quiere dar a la capital lo que exige y necesita deportivamente, y puedo asegurar que, si todo el mundo presta apoyo y decidido entusiasmo para sacar adelante este magnífico proyecto de Estadio de Chamartín, será en fecha próxima una de las más bellas instalaciones deportivas, no solo de España, sino de Europa. En reconocimiento a sus servicios, el Real Madrid intercedió para que el Ayuntamiento de la capital le dedicase la calle que delimita el fondo norte del estadio.

El Madrid aceptó las condiciones del Banco Mercantil, y el 22 de junio de 1944 se procedió a la operación de compra y escrituración de los terrenos colindantes al viejo Chamartín. 330544 pies cuadrados adquiridos a la familia Ruiz de Villar por dos millones y a las familias Maqueda y Chavarri por un millón más, que sumados a las anteriores del Club (el viejo estadio y sus dependencias anejas) daban un total de 537.200 pies. Bernabéu recordará años después que “uno de los propietarios de los terrenos que compramos, un listillo con aires de empresario, se me acercó misteriosamente y me ofreció elevar el precio de la operación y darme comisión. ¡Estaba listo ¡. Le respondí en alto, para que se enterara todo el mundo, que, de comisiones, nada, que lo que había que hacer era venderlo barato y listo. Aunque algunos medios calificaron la operación de “catastrófica”, los directivos más avezados conocían la potencial revalorización de esos terrenos, situados en un punto privilegiado de la ampliación de la Castellana.

Para estudiar las características del futuro estadio y redactar las bases de un concurso Bernabéu designó una comisión de obras encabezada por el vicepresidente del Club, en la que actuaban como vocales el arquitecto de la Junta Pedro Méndez Cuesta, además de Pedro Muguruza Ontañon ( responsable del Valle de los Caídos) y Javier Barroso Sanchez-Guerra, autor de un proyecto de ampliación del Estadio Metropolitano, y que en ese momento desempeñaba el cargo de presidente de la FEF, desde donde había elevado a Bernabéu a la presidencia del Club. Al concurso de anteproyectos se presentaron siete trabajos, cuyos autores eran Antonio Muñoz Salvador, Manuel Muñoz Monasterio y Luis Alemany Soler; Rafael Aburto; José Maria Castell (el arquitecto del viejo Chamartín); Joaquin Vaquero y Angel Baselga; Carlos de Miguel; Ricardo Magdalena y Juan Navarro. El 5 de septiembre se inauguró en el Salón del Círculo de Bellas Artes, la exposición de maquetas: Pocos días después el Jurado nombrado al efecto eligió el proyecto-obra de los arquitectos Alemany y Muñoz. Ante las expectativas suscitadas, y como consecuencia de la actuación preparatoria de la Junta se produjeron centenares de solicitudes de nuevos socios. En ese momento, la masa social se acercaba a las 40.000 personas, mientras que en 1940 los afiliados eran 2.238. Como consecuencia de este espectacular aumento de socios se planteó otro problema: el no poseer adecuados locales de reunión y esparcimiento para tal volumen de afiliados. Tras rápidas gestiones de alquiler iniciadas a primeros de agosto, el 15 de octubre de 1944 se inauguró el nuevo domicilio social en el Frontón Fiesta Alegre. El 28 de octubre se procedió a la bendición de los terrenos de Chamartín y a las obras preliminares de explanación. Bernabéu inició simbólicamente los trabajos con un golpe de piqueta, y en junio de 1945 se iniciaron los trabajos de ampliación. Con el comienzo oficial de las obras, el presidente constituyó una nueva Junta Directiva, con Fernando de Carcer como vicepresidente 1º, Francisco Gómez del Llano como vicepresidente 2º, Luis Corrales Ferrás como tesorero, Luis Ávila, Francisco Aylagas y José Velázquez como secretario y Sancho de Castro, Ricardo Galende, José Garcia Echaniz, Jesus Martinez Correcher, Pablo Méndez, Alfredo Oñoro, Juan Sainz, Vicente Segura y Manuel Vila como vocales.

Los dos millones de pesetas prestados por el Banco Mercantil habían servido para la compra de los terrenos, pero el desembolso más importante vendrá con la construcción del estadio. El presupuesto de la primera fase de edificación era de doce millones, muy difíciles de recaudar en plena posguerra y con las penurias materiales añadidas de la guerra mundial. A instancias del profesor de gimnasia Heliodoro Ruiz, Bernabéu realizó una gestión fallida con el hijo de Juan March para financiar el estadio, y entre 1944 y 1945 presentó varias solicitudes de préstamo a la DND y al Ministro De Hacienda, que siempre le fueron rechazadas ((Nota BLOG: En Todas las afirmaciones de los hechos, aunque no se señalan aquí, se tienen las evidencias en el Archivo del Club. El Real Madrid es mucho mas preciso que los “saltataulells” de cualquier pelaje). (Sigue). El tan cacareado favor del régimen brilló por su ausencia. Muchos años después, Bernabéu se seguía quejando de la falta de apoyo de las entidades oficiales, sobre todo del Ayuntamiento, que impuso al Club una multa de 250.000 pesetas durante la construcción, y que “no nos dejaron terminar el Chamartín como nosotros queríamos, pero salimos adelante. También hubo una cosa curiosa. Mientras se hacia el nuevo campo nos ofrecieron jugar en el Metropolitano, pero me negué en rotundo: los del Atleti, unos listos y unos generosos del carajo, pretendían que jugáramos la Liga para ellos, nos cobraban el alquiler y sus socios tenían derecho a asistir gratis a nuestros partidos. Ni al Ayuntamiento, ni al Atlético les hicimos puto caso”.

En estas circunstancias con los recursos financieros virtualmente agotados y sin crédito de las importantes entidades financieras el Real Madrid escogió la única tabla de salvación posible: los socios. El tesorero Luis Corrales Ferrás propuso lanzar una emisión de obligaciones con garantía hipotecaria sobre las propiedades del Club representadas por títulos de 500 pesetas de valor nominal al 5.75% de interés anual amortizable en veinte años y emitidas al 96% de su valor. Corrales desde el Club y Alfredo Oñoro desde el Banco Mercantil diseñaron la primera emisión la primera emisión de 20.000 obligaciones por un total de diez millones de pesetas, que salió a la luz publica en noviembre de 1944. El éxito sin precedentes de la operación llenó de asombro a sus mismos promotores: desde primeras horas de la mañana del día asignado para lanzar dicha emisión, se aglomeraron ante las ventanillas del Banco Mercantil centenares de personas para rellenar las solicitudes de inscripción, “ en su mayoría socios y simpatizantes del Real Madrid, gente modesta que acudía con sus ahorros a ratificar con su presencia y con su dinero el mas decidido apoyo para la realización, lo mas inmediato posible, de una obra digna del máximo aliento. Sorprendió incluso a los propios financieros, y en pocas horas 18 millones de pesetas se disputaban los diez pedidos”: La segunda emisión de 30.000 obligaciones por un total de quince millones de pesetas se emitió en marzo de 1946, y una tercera de 10.000 obligaciones por valor de cinco millones se ofreció al publico en octubre de 1947.

De nuevo la demanda superó todas las previsiones, pero esta vez fueron las entidades bancarias las que acapararon la compra: en total, 60.000 títulos por un total de 30 millones de pesetas, a los que se añadió un crédito de 15 millones concedido por el Banco Mercantil. Pero el coste total del nuevo Chamartín rebasó todos estos cálculos y alcanzó un total de 68 millones de pesetas. Tras un concurso en el que participaron las más destacadas firmas de construcción, las obras fueron adjudicadas el 15 de octubre de 1945 a la empresa Huarte y Cía.., S. L. El nuevo estadio tendría todas las comodidades de las modernas instalaciones deportivas:

“quirófano de urgencia, taller de repaso y plancha, zapatería, central telefónica y un cuarto para detenidos, evitando que la fuerza publica distraiga sus servicios en la conducción de los mismos”. Durante dos años y medio que duró su construcción, fue la obra mas comentaba de una capital que comenzaba a restañar las heridas de la Guerra Civil. En cada día de partido numerosos aficionados se aproximaban a los terrenos contiguos al antiguo estadio para presenciar el avance de unas obras que se consideraban un desafío colectivo. Por fin, el avance de la construcción obligó al cierre definitivo del viejo Chamartín el 15 de mayo de 1946, tras 22 años de funcionamiento desde su inauguración. Una vez jugado el partido Real Madrid- Málaga, que el Club blanco perdió por 4-5, se organizó sobre el mismo césped una comida de hermandad para la plantilla, el cuerpo técnico, la directiva, los empleados, los 200 socios mas antiguos y los supervivientes del equipo que había ganado al Newcastle en la inauguración en aquel ya lejano 17 de mayo de 1924. También entonces se pudieron adquirir los abonos de localidades para el nuevo estadio”.

Y como esta contestación se ha alargado mucho mas de lo previsto, se deja aquí la Parte 7 y se comienza la reflexión del contenido de la Parte 8 próxima.